miércoles, marzo 21, 2007

La mitología y su huella en el lenguaje.

Busto de Zeus hallado en Otricoli (Sala Rotonda, Museo Pío-Clementino, Vaticano).
El latín y el griego han influido poderosamente en nuestra lengua. Es más, la mayoría de las palabras que integran el vocabulario español proviene de alguna de esas lenguas.
Es evidente que la mitología tiene que haber dejado una huella profunda en el lenguaje.
Las fuentes literarias más antiguas conocidas, los poemas épicos La Ilíada y La Odisea, se centran en los sucesos en torno a la Guerra de Troya. Dos poemas del casi contemporáneo de Homero, Hesíodo, la Teogonía y Los trabajos y los días, contienen relatos sobre la génesis del mundo, la sucesión de gobernantes divinos, la sucesión de épocas humanas, el origen de las tragedias humanas y de las prácticas de sacrificios. También se conservaron mitos en los himnos homéricos, en fragmentos de poesía épica del ciclo troyano, en poemas líricos, en las obras de los dramaturgos del siglo V AC, en escritos de los investigadores y poetas del período helenístico y en escritores de la época del Imperio Romano, por ejemplo Plutarco y Pausanias.
La mitología griega es absolutamente compleja, llena de dioses, monstruos, guerras y dioses entrometidos. Algunos estudiosos afirman que llegó a haber hasta 30.000 divinidades en total.
Esta mitología comparte una estrecha similitud con la mitología romana, en cuanto a los nombres de varios dioses y personajes de importancia. También se relacionan en cuanto a la parte mitológica de la religión; creencias, tradiciones y todo lo ligado o referente a Mitología.
El diccionario define “mitología” como “el conjunto de mitos de un pueblo o de una cultura, especialmente, la griega y la romana”. Los mitos son narraciones maravillosas, fuera del tiempo histórico, protagonizadas por personas de carácter divino o heroico. Los griegos tenían una enorme cantidad de dioses, a los que atribuían formas y maneras de proceder, propias de los humanos. Eran, a veces justos; a veces crueles. Su favor se alcanzaba mediante sacrificios. Héroes y figuras extrañas con determinados poderes formaban, también, parte de sus creencias. En algunos casos, estos seres imaginarios tienen un nombre en griego y otro en latín. La diosa Venus, por ejemplo, es Afrodita para los romanos.
Homero y Hesíodo son los primeros escritores griegos que recogen en sus obras la tradición oral.
En el lenguaje, han quedados estampadas una serie de términos, que deben su origen a esas antiguas creencias.
Quimera: Algo irrealizable, una promesa por cumplir.
En la mitología: Criatura que vomitaba llamas. Tenía cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón.
Es una quimera pensar en que lograrás ese trabajo.
Sátiro:
Significado: Hombre lascivo.
Para los antiguos griegos: Divinidad campestre y lasciva con cuerpo mitad hombre barbudo y mitad animal. Tenía orejas de cabra y cola de caballo, encarna la fuerza vital de la naturaleza.
Finalmente, detuvieron al sátiro que atacaba en Pocitos.
Adonis.
Significado: Joven de gran belleza.
Para la mitología: Nombre de un joven muy hermoso, adorado como divinidad en Chipre. Fue objeto de la pasión de Venus, la diosa del amor.
Así vestido parece un adonis.
Bacanal.
Significado: Fiesta de la antigüedad celebrada en honor del Dios Baco.//Orgía con desorden y tumulto.
En la mitología: Baco era el dios del vino y de la sed. Simbolizaba la alegría de vivir.
Fue una verdadera bacanal.
Flora.
Significado: Conjunto de plantas de una región o un país.
En la mitología: Era la Diosa de las flores y los jardines, esposa de Céfiro y madre de Primavera.
Estudiaron la flora de Francia.
Harpía o arpía.
Significado: Mujer muy fea.// Persona codiciosa.
En la mitología:
Seres monstruosos, con rostro de mujer y cuerpo de ave de presa, garras en pies y manos. Eran mensajeras del infierno y se llevaban el alma de los mortales.
Todos la odian. Es una arpía.
Dragón.
Significado: Animal monstruoso.
Para la mitología: Monstruo con garras de león, cola de serpiente y alas de águila que representaba el espíritu del mal. Estaba consagrado a Atenea, diosa de la razón y la sabiduría. Ese libro tiene figuras de dragones.
Martes.
Significado: Segundo día de la semana.
En la mitología Marte era el dios de la guerra, equivalente al Ares griego. Dios de la guerra, hijo de Zeus y de Era. Personificaba la violencia en el combate.
La revista se edita los martes.
Hermafrodita.
Significado: Que tiene los dos sexos.
Para los antiguos griegos: Hijo de Hermes y Afrodita (Venus, para los griegos), dotado de los dos sexos. Simbolizaba la bisexualidad.
Hay plantas hermafroditas.
Ambrosía.
Significado: Algo que deleita el espíritu:
Para los antiguos griegos: Alimento de los dioses del Olimpo, más dulce que la miel.
De postre, siempre pido ambrosía.

2 comentarios:

RomRod dijo...

Los griegos no llamaban Marte al planeta rojo, esa voz proviene del latín, así llamaban los romanos al dios de la guerra. En griego lo llamaban "Ares". Saludos!

NILDA dijo...

Esta mitología comparte una estrecha similitud con la mitología romana, en cuanto a los nombres de varios dioses y personajes de importancia.
También se relacionan en cuanto a la parte mitológica de la religión; creencias, tradiciones y todo lo ligado o referente a Mitología.

El dios Marte proviene del Ares griego de Tracia, donde su culto no estaba muy difundido, y no tenía repercusiones morales o sociales. Ya existía, en cambio, esta deidad en Atenas, donde tenía un templo en la colina de Ares.

Marte dio nombre al cuarto planeta del sistema solar: Marte, al segundo (o tercero según algunas religiones, calendarios o regiones como en EEUU) día de la semana: Martes y al tercer mes del año: Marzo.

El Marte romano original era el dios de la fertilidad, la vegetación y el ganado, aunque para otros era el Dios de la guerra, al igual que en Grecia; asimilación que perdura por su identificación con Ares.

SALUDOS, GRACIAS POR EL CONTACTO.