miércoles, noviembre 01, 2006

EL VERBO HABER.

En primer lugar hay que recordar que el verbo haber tiene varios significados. Dos son los principales: tener y algo aproximado a ser, estar, hallar o existir. Con el valor de tener prácticamente no se usa en Castellano, aunque sí en Latín, la lengua madre de nuestro idioma.

El segundo significado (ser, estar, hallar o existir), sí es muy usual en nuestro idioma: “Hay mucha gente en la calle” ; “Mañana habrá una fiesta en el club” ; “Ella dijo que había dinero en la gaveta”. Si se observa con cuidado, en estos tres ejemplos se percibe claramente el significado de haber, parecido, como ya dije, aunque no exactamente igual, a ser, estar, hallar o existir.

El verbo haber, entendido como ser, estar, hallar o existir, se caracteriza, entre otras cosas, porque es impersonal y transitivo.

Impersonal porque se conjuga sin sujeto, y transitivo porque admite complemento directo (la persona, animal o cosa habida). Cuando es impersonal, el verbo haber, cualquiera que sea el tiempo y el modo en que se conjugue, sólo se usa en la 3ª persona del singular, por lo que también se le llama unipersonal. De modo que es impropio, y debe evitarse, conjugarlo en 1ª o 2ª personas y en plural. De ahí que sea un error decir, por ejemplo, habíamos (1ª persona del plural), habemos (1ª pers. del plural), habrán (3ª pers. del plural), hubieron (3ª pers. del plural), etc. Estas son las formas equivocadas que más se recuerdan como impropias, pero a menudo se olvida, o no se sabe, que todas las demás formas que no sean 3ª pers. del singular son igualmente incorrectas, y por no saberlo u olvidarlo, con mucha frecuencia se incurre en tales errores. A esto contribuye, además, que formas incorrectas como las arriba señaladas suenan mal al oído, mientras que algunas de las otras, igualmente impropias, no siempre chocan al oído, lo cual induce a creer que son válidas.

Presente de indicativo:

“Hay gente afortunada” / “Hay personas con suerte”. En estos ejemplos, lo mismo que en los siguientes, cada oración tiene un complemento directo (la cosa habida), el primero en singular (gente) y el segundo en plural (personas), pero el verbo en ambos casos va en 3ª pers. Del singular.

La mayoría de quienes emplean mal el verbo haber, incurren en el error de creer que el verbo debe concordar en número con el complemento directo, como si este fuese el sujeto.

Nunca el verbo debe concordar en número con el complemento directo, y menos se debe confundir este complemento con el sujeto.

En los verbos impersonales no hay sujeto, mucho menos puede haberlo en las oraciones construidas con dichos verbos.

En el caso de haber, por su carácter impersonal el verbo siempre irá en 3ª pers. del singular, sea que el complemento directo vaya en singular o en plural. Es muy frecuente el error de decir habemos, cuando el que habla se incluye en el grupo que señala: “Habemos gente con suerte”. En tal caso debe emplearse la 3ª persona del singular: “Hay gente con suerte” ; pero si es imprescindible autoincluirse, debemos recurrir a una fórmula equivalente: “Hay personas con suerte, yo incluido” ; “Hay personas con suerte, yo entre ellas” ; “Somos muchas las personas con suerte”, etc. Pretérito imperfecto de indicativo (Pretérito). “Había una casa en la esquina, pero la tumbaron”. / “Había seis mujeres, / eran cinco muchachas y una vieja arrugada. / Eran diez pechos para los placeres / y dos que no servían para nada” (Andrés Eloy Blanco). En la primera oración el complemento directo (la cosa habida) va en singular (una casa) ; en la segunda es plural (seis mujeres).Pero en ambas el verbo va en 3ª pers. del singular. El error más común en este caso es decir “Habían seis mujeres...”, o también “Habíamos seis personas...”.

En ambas oraciones lo propio es decir “había”, pero, igual que en los ejemplos anteriores, si la persona que habla debe incluirse, hay que emplear una fórmula equivalente: “Había seis personas, incluyéndome yo”, o “yo incluido”, o “yo entre ellas”, etc. Futuro imperfecto de indicativo (Futuro). “Mañana habrá un paseo para la playa” / “En vacaciones habrá muchas fiestas”. Lo mismo que en las anteriores oraciones, en estas otras hay, en la primera un complemento directo en singular (un paseo), y en la segunda en plural (muchas fiestas), pero en ambas el verbo va en 3ª pers. del singular. Este es uno de los casos en que es más frecuente la incorrección, pues mucha gente tiende a decir “En vacaciones habrán muchas fiestas”, lo cual no sólo es impropio, sino que es, además, un grave error de sintaxis, muestra de vulgaridad e ignorancia al hablar o escribir.

Pretérito perfecto de indicativo.

“El domingo hubo un concierto muy importante” / “La semana pasada hubo toros coleados”.

Cuando se ignora o se olvida el carácter impersonal del verbo se tiende a decir:

“Hubieron fiestas”, “hubieron toros coleados”, “hubieron muchas personas”.

Sin embargo, esta es una de las formas en que más énfasis se ha hecho sobre la conjugación impropia de haber, y por eso es menos frecuente.

Condicional de indicativo. “Habría más gente si hubieran hecho más propaganda”. / “Habría cien personas más o menos”. Siguiendo la tendencia viciosa, se tiende a decir “Habrían cien personas...”, olvidando que el verbo debe estar en 3ª pers. del singular: habría. Presente de subjuntivo. “Ojalá haya un lugar para nosotros”. / “Ojalá haya puestos suficientes”. En el segundo ejemplo se tiende a decir, incorrectamente, “Ojalá hayan puestos suficientes”. Pretérito perfecto de subjuntivo. “Si hubiera (o hubiese) una persona dispuesta a hacer el trabajo”. / “Si hubiera (o hubiese) unos cuantos decididos a echarle pichón”.

Debe evitarse decir “Si hubieran (o hubiesen) unos cuantos decididos a echarle pichón”. (Debe recordarse que el pretérito imperfecto de subjuntivo tiene dos formas exactamente equivalentes: hubiera o hubiese. Las dos pueden usarse libremente, a gusto del hablante).

Futuro de subjuntivo. “Hubiere más gente si no hubiese sido por la lluvia. / Hubiere muchas personas más, pero no les avisaron”. Igual que en los ejemplos anteriores, se tiende incorrectamente a decir “Hubieren muchas personas más...” . Es conveniente advertir también que mucha gente confunde el pretérito, hubiera o hubiese, con el futuro, hubiere.

No es válido decir, por ejemplo, “Si mañana hubiera (o hubiese) poca gente, se suspenderá el acto”, porque se trata de una situación futura, por lo que debe decirse “Si mañana hubiere poca gente...”.

Todos los ejemplos anteriores corresponden a las formas simples del verbo haber. Pero es igual con los tiempos compuestos: “Ha habido una tragedia”. / “Ha habido muchos muertos”. “Había habido gente molesta” / “Había habido muchas protestas”. “Hubo habido un gran descuido”. / “Hubo habido muchos errores” · “Habrá habido mucha alegría” / “Habrá habido muchas celebraciones”. “Ojalá haya habido buen tiempo”. / “Espero que haya habido pocos problemas”. “Si hubiera (o hubiese) habido un solo reclamo...”. / “Hubiera (o hubiese) habido menos disturbios si la policía no hubiera llegado a tiempo”. “Si al llegar hubiere habido mal tiempo decidiremos qué hacer”. / “Si hubiere habido disturbios, ustedes actuarán con mucha prudencia”. Muchas de estas formas compuestas del verbo haber suenan extrañas, porque su uso es muy poco frecuente. Pero todas son válidas.

Cuando haber actúa como auxiliar, para formar los tiempos compuestos de todos los verbos, se conjuga en todos sus tiempos, números y personas, y no sólo en 3ª del singular, como cuando es impersonal.

De modo que es válido decir, por ejemplo, “Después de que los señores hubieron salido, llegaron los asaltantes”. Obsérvese que en esta oración no se trata del verbo haber, sino de un tiempo compuesto (pretérito anterior o ante pretérito de indicativo) de salir, en cuya formación el verbo haber es auxiliar. Lo mismo en “Nosotros hemos (o habemos) pagado muy caro nuestros errores”, donde hemos pagado es el pretérito perfecto compuesto (ante presente) de indicativo de pagar, y no de haber, que sólo ha servido de auxiliar para formar dicho tiempo compuesto. Así mismo, en la oración “Cuando lleguemos, ya ellos habrán comido”, este verbo es 3ª pers. Del plural de futuro perfecto del modo indicativo (ante futuro) de comer. Exactamente igual ocurre con el modo subjuntivo. En la oración “Ojalá que hayan llegado a tiempo”, hayan llegado es 3ª persona del presente de subjuntivo de llegar, y el verbo haber (hayan) actúa sólo como auxiliar para formar el tiempo compuesto. Y en “Si lo hubiéramos (o hubiésemos) sabido, habríamos venido a verte”, tanto hubiéramos o hubiésemos sabido (pretérito pluscuamperfecto o ante pretérito de subjuntivo), como habríamos venido (condicional perfecto o ante pospretérito de indicativo) son tiempos compuestos, en los cuales haber sólo es auxiliar.

Al hacer de auxiliar el verbo haber pierde totalmente su significado propio, y se convierte en un simple instrumento imprescindible para la formación del tiempo compuesto de que se trate. Es de advertir que en el presente de indicativo el verbo haber tiene dos formas para la 3ª pers. del singular: una es ha, y la otra es hay. La primera se usa cuando haber actúa como auxiliar: “Ella no ha comido en todo el día” ; “El señor no ha llegado”; “El lo ha visto en la calle”; “La policía ha venido varias veces”. La forma ha se usa también en frases como “Ha lugar” y “Ha tiempo que no lo veo”. La segunda forma, hay, se emplea cuando el verbo haber es impersonal: “En mi casa hay una fiesta”; “Ya en Margarita no hay cupo en los hoteles para diciembre”; “Siempre hay alguien que mete la pata”. Lo mismo ocurre con la 1ª pers. del plural del presente de indicativo, que también tiene dos formas: hemos y habemos. En su uso como auxiliar el empleo de ambas formas es indistinto: “Nosotros habemos llegado esta mañana” “Nosotros hemos llegado esta mañana”. Pero la forma habemos ha venido cayendo en desuso, y hoy prácticamente no se emplea, por lo que suena mal o extraña al oído. Sin embargo, no es incorrecta cuando se emplea como auxiliar. Si haber se conjuga como impersonal no se usan habemos ni hemos, en atención a la norma, ya conocida, de que el verbo impersonal haber sólo se conjuga en 3ª pers. del singular: no se dice “habemos muchos”, sino “somos muchos”, o “estamos muchos”, según convenga. O también “hay muchos, incluido yo”, o alguna otra fórmula equivalente. Esta duplicación de formas verbales es producto de una evolución fonética larga y compleja, que se realiza ya en el latín, y se continúa en el proceso de paso del latín al castellano.

ALEXIS MÁRQUEZ. http://www.conlalengua.com/

5 comentarios:

Anónimo dijo...

me podian decir las conjugaciones del verbo haber plis

Anónimo dijo...

el verbo haber

Anónimo dijo...

gracias por el dato, me sirvio mucho...

Anónimo dijo...

No sé si el autor llegue alguna vez a leer lo que escribió hace más de un año, pero quiero manifestarle mi sincero agradeciemiento por los datos entregados: me ha ayudado a terminar con un manuscrito de máxima importancia para mí.

Una vez más, gracias.

CIUDADANO CERO dijo...

Le felicito, formará parte de mis lista de blogs. Gracia por sus cápsulas de saber