jueves, octubre 26, 2006

¿Dónde llevan el acento?

¿Adecua o adecúa?

Muchos hablantes se formulan esta pregunta por haber oído ambas pronunciaciones con parecida frecuencia.

Los verbos españoles terminados en -uar (evaluar, insinuar, consensuar...) presentan hiato por acentuación —fonética y ortográfica— de la -u- en las personas primera, segunda y tercera del singular y en la tercera del plural de los presentes de indicativo y de subjuntivo (evalúo, evalúas, evalúa, evalúan; evalúe, evalúes, evalúe, evalúen) así como en la segunda persona del singular del imperativo (evalúa).

Ahora bien, la mayoría de las reglas tiene su excepción y ésta no se libra. Los verbos acabados en -cuar y en -guar (adecuar, licuar, averiguar, aguar...) muestran en las mismas formas no el hiato general, sino diptongo, debido a que el acento (esta vez sólo fonético), es decir, no lleva tilde; se desplaza a la sílaba anterior a la de la -u- en cuestión. Así que las correspondientes formas correctas del verbo adecuar son adecuo, adecuas, adecua, adecuan, adecue, y no *adecúo, *adecúas, *adecúa..., del mismo modo que constituyen flagrante incorrección *licúo, *licúas... frente a licuo, licuas.

Determinadas palabras, que pertenecen al mundo de la medicina, aceptan dos acentuaciones.

POR EJEMPLO:

Acné – acne:

Enfermedad de la piel caracterizada por una inflamación crónica de las glándulas sebáceas. Las dos grafías (con tilde y sin tilde) y las dos acentuaciones (aguda o grave) son absolutamente correctas. Sin embargo, la primera forma aparece con más frecuencia que la segunda. Consulta siempre por su acné.

Cardíaco – cardiaco:

Persona que padece del corazón. // Relativo al corazón. Tanto acentuada en la "i" como en la "a" la palabra es adecuada. Se tiende a pensar que la forma más culta es la primera, a pesar de que ambas se aceptan. Tuvo un paro cardíaco. Tienes que reconocer que eres cardiaco.

Hemiplejia - hemiplejía.

Parálisis de un lado del cuerpo.

Las dos acentuaciones están autorizadas por la Real Academia Española. "Hemiplejia", sin tilde, se usa con más frecuencia que la tildada. Es la única palabra terminada en "plejía" que acepta dos pronunciaciones.

Ha tenido un ataque de hemiplejia. Después de la hemiplejía, le costó recuperarse.

Maníaco – maniaco:

Enajenado, que padece de una manía.

En América, "maníaco" es la más utilizada; en España, en cambio, se usa comúnmente "maniaco". Fue tratado como un maníaco.

No son medicamentos adecuados para un maniaco.

1 comentario:

Maléfica dijo...

Excelente este blog! yçYo vivo corrigiendo a los blogueros por su falta de atención a las reglas de acentuación y de ortografía.