jueves, mayo 07, 2009

Poemas de Gustavo Alcalá.

LA BUSQUEDA.

En mí cayó la simiente

incorruptible y preciosa

la palabra del evangelio.

Germinó

y una pequeña planta levantose

de divina naturaleza.

Mis amigos reconocieron su rareza

y admitieron que en mi jardín

había un experto jardinero

que laboraba en secreto.

¡Ay, amigos míos!

Mi pequeña planta esta sufriendo

la ahogan las espinas

prívanla de luz las malezas

un estío abrazador la esta azotando.

¿Y el experto jardinero

no podría, pues es tan sabio

vencer la mala naturaleza?

Pena me da confesarlo

Yo le retiré de mi huerto

yo mismo privo la luz por haber llevado malezas

yo mismo cerré las fuentes del agua

de vida abundante!

¿No habéis visto al buen jardinero?

¿No le conocéis?

Os doy sus señales:

De mirada profunda que alcanza lo impenetrable

de un poder de atracción que vence cualquier indiferencia

y una voz y una palabra de gracia

que hace cautivo a todo aquel que le escuche.

¿Aun no lo identificáis?

Su Padre, que es el labrador

Plantó en el monte de la muerte

el Árbol de la Vida

su Hijo levantado en el árbol de la cruz

y Él a quien busco

tiene herido el costado

del árbol de su cuerpo

del cual corre

un torrente de savia de vida

para la salud de las naciones

y de sus plantas

y de sus palmas

también

por mis heridas.

Gustavo Alcalá 1962.

EL ENCUENTRO.

Mi pie está libre

Ya piso seguro

Hoy no puedo temer

el guijarro duro

ni la punzante zarza

pues a mi alma se engarza

un aliento de vida

y feliz ella respira

sin cansancio en el camino

pues encontrome Aquel que vino

en busca de lo que se había perdido.

Y hay en mi ser como en el nido

arrullos dulcísimos de amor y de paz

de una paloma.

Es el Espíritu del Señor

que toda mi alma toma!

OH! Con profunda

gratitud le murmuro:

Mi pie está libre,

ya piso seguro.

Gustavo Alcalá 1958.

La Palabra.

Yo no quiero palabras

lo que yo quiero es La Palabra.

Yo no busco señales

lo que yo busco es La Señal.

¿Para qué procurar dones

sin haber recibido el Inefable Don?

¿Qué hacer?

¿Cómo andar?

¿Qué ser?

El camino más excelente

ser expresión de su amor.

Gustavo Alcalá 1973.

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

La palabras.. muy bellos los poemas..

saludos fraternos
un abrazo inmenso

lareca dijo...

Tres hermosos poemas y un mismo significado.Son décadas de "conexión" con Dios mientras la eternidad te rodea por todas partes. Ha sido un proceso, has sido consistente y tu "fidelidad" te ha permitido cultivar en ti lo que deseas para el mundo. Rebozante está tu caja de herramientas, las arcas de tus regalos están repletas de azucenas blancas. El Cielo te ama y te bendice. Yo también