sábado, marzo 24, 2007

LA PARODIA.

Siguiendo con los Recursos Estilísticos Semánticos, vamos a conocer un poco sobre la parodia.
Imitación burlesca de una obra literaria o del estilo de un autor. Son especialmente propias de periodos postclásicos, como por ejemplo el Barroco.
En pintura, por ejemplo, Velázquez parodia los temas mitológicos (Los borrachos, La fragua de Vulcano, Marte), o Quevedo se burla del Orlando furioso de Ariosto (que era a su vez una burla de los libros caballerescos medievales) en su inacabado Poema de las necedades y locuras de Orlando enamorado; Lope de Vega del Cancionero de Petrarca en sus Rimas humanas y divinas de Tomé Burguillos y Cervantes hace lo mismo respecto a los libros de caballerías y pastoriles en su Quijote. En el siglo XIX Espronceda parodia el estilo neoclásico con su El pastor Clasiquino, y se autoparodia otras veces; Salvador María Granés rehace burlescamente numerosas óperas del XIX, como La Bohème, y Pedro Muñoz Seca se chancea de forma insuperable de la pretenciosidad del teatro histórico romántico y modernista en su astracanada La venganza de Don Mendo.
¿Qué es poesía? Dices
mientras clavas en mi pupila
tu pupila marrón.
¿Qué es poesía?
¿Y tú me lo preguntas?
Poesía soy yo. (Parodia de Bécquer).
Hoy ni cielos ni tierra me sonríen,
hoy comprendo mi gran estupidez.
hoy la he visto, la he visto e iba con otro…
¡Me cago en diez! (Parodia de Bécquer).
Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que mientras muero o no muero
me estoy haciendo pipí (Parodia de Santa Teresa de Jesús).
Un tipo de parodia, la parodia estilística (que no incluye crítica hacia lo imitado) o pastiche, exige un gran talento literario. En ese terreno han destacado especialmente Tomás Salvador, Conrado Nalé Roxlo y algunos otros.
En nuestro país tenemos excelentes escritores de parodias, entre ellos el recordado y amado Aquiles Nazoa.
De este insigne maestro leamos la siguiente parodia, publicada en Humor y Amor de Aquiles Nazoa.
NUESTRO CONMOVEDOR CUENTO DE NAVIDAD. Personajes: Timotea Antonia, Agapito José, Uno de los niños, Una caritativa señora.
Agapito: ¡Otra noche de Navidad que pasamos en la miseria, Timotea mía! ¡Estoy desempleado: tengo dieciséis años sin trabajo!.
Timotea: Es nuestro destino. Yo no sé por qué los personajes de los cuentos de Navidad. tenemos que ser siempre tristes, estar muriéndonos de hambre, y tener unos hijitos que justamente en la Nochebuena sueñan que están con el Niño Jesús y se levantan a pedirle pan a uno. ¿A ti no te parece que eso es muy cursi mi amor?.
Un niño: ¡Mamá, mamá!.
Timotea: ¿Qué te pasa ahora?...¿Yo no te dije que cuando tienes que llamarme es a las doce de la noche para que yo experimente un íntimo y silencioso sufrimiento?.
El niño: ¡Pero es que estoy cansado de temblar y además esta cobija me da mucho calor!.
Timotea: Pues, aguántese como pueda carrizo. ¡Usted sabe que los niños pobres de los cuentos de Navidad tienen que pasar la Nochebuena temblando de frío!.
El niño: Pero es que también tengo ganas de hacer pipí…
Timotea: Nada de eso. Ya yo le dije que los niños de los cuentos de Navidad de lo único que pueden tener ganas en la Nochebuena es de comer pan.
Agapito: Bueno, vieja, vamos a ver si empezamos a sufrir de una vez; ya son casi las doce, dentro de poco va a llegar esa señora caritativa que aparece haciendo el bien en todos los cuentos de Navidad, y yo ni siquiera he comenzado a maldecir mi destino.
Timotea: Por mi parte podemos empezar. ¿Ya estás bien sucio y tienes el pelo alborotado?.
Agapito: Sí. Lo que falta es que tú te acuestes en el camastrón afectada por una cruel dolencia y saques un pie por el hueco de la cobija. Pero…Pero, ¿Qué es eso chica?... ¿Habráse visto que mujer más imprevisiva? ¿Cómo se te ocurre cortarte la uña del dedo gordo precisamente hoy? ¿Tú no sabes que las mujeres enfermas de los cuentos de Navidad deben tener la uña del dedo gordo como una peineta?.
Timotea: Ya no hay remedio. Así que vamos a echarle pichón a esto y empieza tú.
Agapito: Otra noche de Navidad que pasamos en la miseria… ¿Te acuerdas, Timotea mía, cuan distinta era nuestra Nochebuena en otro tiempo? ¡Que desnuda y fría se ha ido quedando la que fuera otrora nuestra rumbosa mansión del callejón Carmona! ¿Recuerdas que a esta hora ya tú habías terminado de preparar las hallacas de gallineta? ¿Te acuerdas que teníamos un loro al que yo había acostumbrado a dormir en el copete de nuestra amplia cama matrimonial? ¿Te acuerdas que yo siempre tenía un frasco de ron con ponsigué debajo de la cama? Ahora todo ha cambiado. Lo único que no he llevado a empeñar ha sido la pianola-piano, y eso porque no sale por la puerta después que hicimos aquella reparación. ¿Te acuerdas de aquella reparación?.
Timotea: Muy bien. Te está saliendo perfecto, mi amor. Ahora pregúntame si hay algo de comer.
Agapito: ¿Hay algo de comer?.
Timotea: Nada. El último pedacito de correa se lo comieron los muchachos esta mañana.
Agapito: ¿Y el perro?.
Timotea: ¿Cuál perro?.
Agapito: El perro caliente que me regalaron aquellos señores ricos que me prometieron ayudarme.
Timotea: Ah, ¿ese? Ese se lo comió el perro.
Agapito: ¿Cuál perro?.
Timotea: Guá, el perro de nosotros.
Agapito: Muy mal hecho del perro de nosotros, porque ese perro era de nosotros.
Timotea: Al contrario, me parece que hizo bien; de todos modos ese perro estaba nacido.
Agapito: ¿Cuál perro?.
Timotea: Guá, el que se comió el perro.
Agapito: (Llorando) Creo que tú me mientes. Tú bien sabes que perro no come perro.
(En esto llega la Caritativa Señora que aparece en todos los cuentos de Navidad).
Como todos los años – dice- lo primero que he hecho esta noche de Navidad para ponerme bien con el niño Dios, ha sido acordarme de las clases bajas que sufren…No riñáis…No os dejéis arrastrar por los odios y resquemores que engendra la miseria. Vivid en paz y armonía teniendo siempre presente que todos los sufrimientos de esta vida son transitorios, y tienen su compensación en la felicidad eterna que espera a los buenos en el Más Allá. Y agregando: _ Aquí tienen esta cosita para que se calienten el estómago_, les regala un soplete.

1 comentario:

Daniel Cárdenas dijo...

muy bien estructurado..
me sirvio de mucha ayuda!
gracias!
soy estudiante y me ayudaste mucho!!